Casa de la Rúa

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Casa o Palacio de la Rúa antes de la restauración
Aumentar
Casa o Palacio de la Rúa antes de la restauración
Palacio de la Rúa tras la restauración
Aumentar
Palacio de la Rúa tras la restauración

Bien de Interés Cultural de Asturias.

En la plaza de Alfonso II, frente a la Catedral, se encuentra esta construcción que parece ser el edificio civil más antiguo de Oviedo puesto que sobrevivió al incendio que se declaró en la ciudad la nochebuena de 1521. El barrio más afectado por el fuego fue el de Socastiello, donde se ubicaba el palacio.

Fue mandado construir a finales del siglo XV por don Rodrigo de la Rúa, contador de los Reyes Católicos. Dos centurias más tarde, pasó a propiedad del Marquesado de Santa Cruz de Marcenado, por lo que el palacio también es conocido con este nombre.

El núcleo original de la construcción parece que fue una antigua torre, del siglo XIV, que hoy día está cubierta por un cuerpo añadido posteriormente.

El palacio actual data de principios del siglo XVI. La fachada, de sillares regulares, tiene un marcado aire medieval y prerrenacentista que se observa tanto en la austera decoración como en la verticalidad del edificio. Además, las pequeñas dimensiones de los vanos, de arcos de medio punto y conopiales, le dan un cierto carácter militar. La puerta principal es de arco de medio punto con grandes dovelas sobre las que encontramos dos escudos con las armas de la familia de la Rúa y de los Cienfuegos. Reformas posteriores tapiaron algunos de los antiguos vanos y abrieron otros nuevos como la ventana, de mayores dimensiones, que está dividida en cuatro por un parteluz de piedra. Una cornisa de bolas remata la fachada.

En el siglo XVIII se añade un pabellón a la parte izquierda de la fachada, cubriendo la torre original. Éste se sitúa ya en la Calle de la Rúa. Se atribuye esta ampliación al arquitecto Manuel Reguera González quien la diseñó siguiendo las directrices arquitectónicas de las otras viviendas de la calle de la Rúa. Por otra parte, algunos autores, observan ciertas similitudes con el Palacio de Velarde. Sus muros son lisos y el uso de sillares se concentra en el zócalo y líneas de imposta y en las esquinas y marcos de puertas y ventanas. Es de dos pisos, destacando el superior por sus balcones barrocos.

En 1705, según consta en el Padrón municipal de este año, habitaba el palacio el tercer Marqués de Santa Cruz de Marcenado, Álvaro de Navia-Osorio.

En 1928 fue reconstruido y se añadieron algunos elementos nuevos como un jardín interior. Actualmente, se pretende dedicar el piso inferior a la celebración de diversos actos de tipo social y cultural, reservando los superiores para vivienda y archivo familiar con carácter privado.

El interior cuenta con un patio, con diez columnas poligonales, que ha sido recientemente cubierto. Parece que también cuenta con una capilla, de estilo barroco, que destaca como una de las mejores de Asturias.

En el año 1982 se iniciaron los trámites para su declaración como Monumento.

Desde el año 2008, la familia Navia-Osorio impulsó los trabajos de restauración del palacio, convirtiendo el antiguo edificio en un centro de eventos, capaz de acoger tanto una boda como una exposición.

En la restauración, en la que por ser Bien de Interés Cultural de Asturias, hubo que respetar la estructura original de la casa, han participado numerosos expertos como el arqueólogo Sergio Ríos, el arquitecto Luis Ramón Laca, la geóloga Rosa Esbert, el constructor Regino Fernández y la empresa de restauración Seoane.


Bibliografía