Manolo Villarroel

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Manolo Villarroel es un escritor, m√ļsico y escultor nacido en Soto de cangas, Cangas de On√≠s, en 1952. Reside en Oviedo desde 1986.

Tabla de contenidos

Obra literaria

Fancines

  • Poes√≠a, m√ļsica y monta√Īa. Sotu cangues (1981)
  • El Piensador de la Llingua. Sotu Cangues (1983)
  • La Nuechi Celta. Corao (1984)
  • Bajo un sol de justicia. Oviedo (2004)

Poesía

  • Narves. √Ālvarez. Oviedo. (1992)
  • D‚Äôespluma y azabache. Santa Rita. Cardosu. (1995)

Gastronomía

  • La cocina de las setas. SETASTUR. Lugones. (1989)
  • La cocina. F.S.D. Oviedo. (1991).
  • De cocina artesana. KRK Ediciones. Oviedo. (1998)
  • La cocina de las setas de campo. KRK Ediciones. Oviedo. (2001)

Narrativa

  • El libro de los licores. Cuadernos del bandolero. Gij√≥n. (1999)
  • El viejo de la monta√Īa. KRK Ediciones.2 Oviedo. (2000)
  • Cuentos de Corni√≥n. Eikasia. Oviedo. (2007)
  • La asfixia de tu sonrisa (Antropolog√≠a po√©tica) Con su hijo Vindio Villarroel. KRK Ediciones. Oviedo. (2011)

Colectivos

  • Tiempo de Dafne. Dafne. Oviedo. (2001)
  • Todas direcciones/toes direcciones. Dobra. Cangas de On√≠s. (2002)
  • Poes√≠a Er√≥tica B√ļho Rojo. GrupoBuho. Madrid. (2006)
  • Vivencias. Orola. Madrid. (2007)
  • Palabras con √Āngel. AEA. Oviedo. (2008)
  • Poetas de Asturias en Cangas de On√≠s. Dobra. (2008)
  • Cuentos para sonre√≠r. Hip√°lage. M√°laga. (2009)
  • Asturcones. Treinta y un poetas de Asturias. Canalla Ediciones. Madrid. (2012)
  • ¬°Lib√©rate hasta de ti! Hip√°lage. M√°laga. (2013)

Ha colaborado en las revistas literarias:

  • El Delf√≠n Franc√©s, Satiramba, Bezoar, Ra√≠z de Quincuenfolia, Nemrod, Solaria, Azahar.

Lideró los grupos musicales La Banda de Pepe SA, La Adorable P'epes band, Mon y los Tigrejuanes, El Apologeta y los Mutis por el Morro y El Pensionista y los Prejubilados del Natahoyo.

Entre sus esculturas destacan: A la paz, Para el viento y En el campo. Sus esculturas comestibles, arte ef√≠mero, realizadas en el Caf√© Apolo tuvieron una entusiasta acogida tanto de critica como de p√ļblico.